En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 15 de agosto de 2011

UNA VERDAD QUE BUSCAR PARA SER LIBRES DE DOGMATICOS Y PARTIDISMOS, SI AMBAS MANOS ESTAN MANCHADAS DE SANGRE DE HERMANOS.

Pedro Mazarie no se trata de estar contra la izquierda.

Jamás contra la verdadera izquierda, ni contra la verdadera derecha racional. Desgraciadamente nunca ha existido una derecha racional en El salvador. La izquierda salvadoreña nace bajo una represión militar, injusta, errónea y lo peor de todo esto que era apoyada por uno de los gobiernos que desde que tuvimos uso de razón nos decían que eran los más amables del mundo y al legar hacer un joven adolecente empance a entender con claridad que era el gobierno de los Estados Unidos. Sobre la izquierda me hice de izquierda sin saber o ver que era izquierda. Tenía 12 0 13 años cuando las bandas criminales atemorizaban los pueblos y cantones robaban, violaban asesinaban “no se llamaban mareros” eso era cuando era un niño en los años 60, la guardia reprimía porque recuerdo que no se podía mencionar a Cuba, Fidel, recuerdo que llevaban soldados a Nicaragua para ir a Guatemala y Nicaragua para invadir a Cuba, ya que nací en un pueblo llamado Sesori y mi para era el cacique de allí, fue el alcalde por el PRUD y el PCN. La Guardia Nacional la Policía de Hacienda, Tenientes, coroneles golpeaba a cualquiera, violaba y nada les pasaba o los juzgaban. Mi primera paliza fue por haber protestado por la guerra contra Honduras ni le conté a mi familia mucho menos a mi papá por miedo que él me diera otra paliza. Si recuerdo en la universidad que era un desmadre de los jóvenes revolucionarios y difícil aprender unos de ideologías leninistas, marxistas, maoísta, guevaristas, anarquistas y me molestaba que se hablaba contra el gobierno y dándose en la torre entre ellos mismos, pero al mismo tiempo unidos por la causa del sistema militarista, capitalista. Antes que los conociéramos en los años 90 yo trabaje con la ERP y tenía que disfrazarlo ante otras ideologías que se mataban entre ellos mismos y tenia problema. Yo emigre a los Estados Unidos cuando yo era el único latino en Silver Sprin, en Langly Park, el tic tac no existía era limpio,

La Columbia RD en Washington era dos cuadras de latinos, esa era comunidad latinoamericana, no existía esos desmadres que ves hoy en día.

El día que recibí mi residencia me incorpore de lleno a la revolución más cuando fue FMLN, viajaba hacia mi trabajo aquí y vivía en la USA mi ideologías las aprendí en la USA estuve con el partido comunista bajo de agua y la internacional socialista. Si tuve problemas era cuando me preguntaban en los 80 con quien trabajaba o apoyaba decía el FMLM, mis ideologías son mis lecturas propias, me hice anti imperialista en la USA hasta hoy en día. Anti capitalista es porque no me gusta el sistema capitalista.

¿Por qué critico a la izquierda? nunca, jamás hablo apoyo la verdadera izquierda; lucho contra los desviados del proyecto socialista, aunque Pero dialogo mis diferencias con los desean dialogar.

Vete a mis fotografías en FACEBOOK busca (EL RiNCONCITO REBELDE)y trata de ver como vivo en mi hogar humilde, pequeño, pero feliz entre pinturas de mis grandes maestros de la ideología anti capitalista, anti injusticia, incluso tengo a Cristo Jesús el hombre pintado.

La cúpula del FMLN hoy en día es Gana, es ARENA, es PCN, es PDC en la asamblea nacional y las leyes que hacen son contra el pueblo, se pelean para las campañas pero son las mismas rameras hablo de las cúpulas. La verdadera izquierda sigue viva, y triunfara en El salvador algún día.

Eso como lo ves en la religiones musulmanas, divididas, al igual que los llamados cristianos que, se critican una a otra, los seguidores entre más ignorantes son académicamente más frágil para ser dominados y se vuelven más radicales, te condenan si uno no piensa como ellos, se matan por el mismo Cristo Jesús; pero hay religiones como la teoría de la liberación que no importa lo importante es la fe pero libre.

Así es la política, la política es una ciencia y supuestamente la practica los que son de derecha o izquierda, lo peligroso es cuando se vuelven politiqueros y pierden la ideología, se venden por dinero, el materialismo y pierden la ética hablo de la izquierda. La derecha nació o sea hace con hipocresía, envidia, egoísmo y matan por dinero al que tengan más, sin impórtale los demás. Y hablan de dios para joder más la ciencia política. Saludes.
________________________________________
FMLN: EN NOMBRE DE LOS PRIVILEGIOS
Pepe Navas Cabezas 

La izquierda del poder, es decir los revolucionarios de hoteles, la izquierda oligárquica, los revolucionarios de banquetes, los revolucionarios del privilegio, la izquierda de la exquisitez, siempre ha asumido la crítica como un ataque inmisericorde, como una traición, como una campaña de la derecha, como una treta de la oligarquía, como una estrategia de la CIA, como una acción contrarrevolucionaria, como una embestida imperialista o como todas estas cosas juntas al mismo tiempo.

En fin, el culpable de sus despojos siempre termina siendo otro, especialmente a quien se le convierte en el enemigo fantasma, lleno de una imaginación suculenta que le ofrezca la posibilidad de escapar ilesa de sus bienaventurados privilegios de vanguardia rosa, de clase dirigente de papel.

Esta misma estratagema de defensa inverosímil, estructurada bajo un discurso trillado y arcaico, falaz y putrefacto lo utiliza también para evadir, para soslayar, para encubrir, para menospreciar, para denigrar y sobreponerse a sus graves yerros políticos y sus maliciosos discursos para la militancia, contradictorios con sus verdaderas prácticas y conductas inmorales y antiéticas, puestas en evidencia frente a la realidad social, las que en verdad sí son contrarrevolucionarias!

Cualquier acontecimiento que atente contra esos intereses, tiene necesaria, obligadamente que provenir de ese enemigo mordaz y furtivo, invisible pero destructivo, que sólo es capaz de convertirse en carne cuando alguien en persona tiene la osadía de distinguir la verdad de las cosas, de pronunciar esa verdad, de revelar su crítica y atentar contra el "estamento revolucionario". Entonces, el aparato desata su furia y la verdad y la realidad llegan a convertirse en estrategia de la CIA, en ataque del imperialismo, en campaña de la derecha, de Arena, en traición a los más altos valores "revolucionarios" y "socialistas", en una campaña para "destruir al partido".

Pero esta historia nunca hubiera podido construirse sin la participación comprometida e incondicional de sus fanáticos partidistas, de los fanáticos de una ideología y de una política que desconocen, que jamás siquiera han leído; porque si dos cosas son muy ciertas, si dos cosas han quedado enteramente demostradas en esta historia, es que han sido los fanáticos quienes han procurado construir ese poder impenetrable y arrollador. Lo otro que queda como ley social de esto es que los fanáticos han sido construidos bajo la ignorancia. Han sido construidos con una mente blindada contra el libre pensamiento, desposeídos de pensamiento propio, de criterio propio, de sano juicio, de conocimiento: ciegos frente a la realidad y huidizos de la verdad, evasores de la confrontación franca. Hechos a imagen y semejanza de los intereses de la poderosa élite de la "izquierda efemelenista".

Este fenómeno no es casualidad. Son procesos forjados premeditada y alevosamente para embrutecer y dominar la mente. En lugar de construir pensamiento a partir de incentivar la búsqueda del conocimiento como un proceso de relación del individuo o los individuos con la realidad para llegar a comprenderla, analizarla e interpretarla, y que en esa relación objetiva vayan adquiriendo la capacidad de conciencia para transformar la realidad -a lo que Marx y Engels denominaban "el conocimiento de la realidad objetiva"-, los dirigentes de la nueva derecha han decidido que para sus intereses es conveniente exacerbar las pasiones, elevar la persuasión, los temores, los miedos, las ilusiones, las fantasías, los agrupamientos, el sectarismo, el amedrentamiento, la exclusión, la marginación, la subjetividad y los sentimientos.

Este proceso y fenómeno es igual, idéntico, a las formas de dominación que ejerce la derecha tradicional, la clase dominante, que es superior a la clase dirigente de la "izquierda efemlenista" porque ésta, a pesar de mantener cautivos a sus fanáticos frente al verdadero poder de la oligarquía, no son más que ratoncitos peleándose unas cuantas migajas. Entonces el fanatismo tampoco es exclusivo de la autollamada izquierda, lo es igualmente una forma de dominación ejercida por la derecha. O, más bien, la autollamada izquierda la puso en práctica porque ha sido efectiva para la derecha, para los poderosos.

La izquierda que conocimos en las décadas de los 60's, 70's y 80's -por no trascender por hoy hasta la de los años 20's y 30's-, el FMLN que conocimos durante los 80's, los verdaderos revolucionarios de la humanidad, la solidaridad, la justicia social, la moral y la ética revolucionaria, esa estirpe del pueblo que en verdad sostenía los ideales Guevaristas del hombre nuevo y la nueva sociedad, era gente de “una sola pieza”, como lo dirían los abuelos de nuestros padres.

Los medios de los que se valían para sus actividades revolucionarias eran la creatividad, la búsqueda implacable de la verdad, el análisis y la interpretación acuciosa de la realidad, el conocimiento de los procesos históricos, el encuentro con las causas, con el origen de los problemas, porque estos eran, precisamente, los únicos recursos para explicar los acontecimientos, los fenómenos sociales y económicos, las injusticias.

De manera que esa cantaleta de "la CIA", del "juego a la derecha", de la "campaña de la derecha", de la "traición", entre otros tantos fetiches, no es más que la treta más estúpida con la que se pretende encubrir la carencia del mínimo vestigio de principio revolucionario, de la carencia del más remoto rasgo de la conciencia social y de la ética y moral revolucionaria. Y para tener conciencia sobre el significado de estos asuntos, se vuelve imprescindible leer y aprender de Marx y Engels, del Ché Guevara, de Gramsci, incluso de Monseñor Romero, para desfanatizarse y recuperar la cordura de la conciencia revolucionaria.

Es imprescindible esto último porque esas historietas de conspiraciones y confabulaciones, es la mismísima historia contada desde siempre, a veces de manera distinta, otras con diferentes moño; pero el resultado siempre es el mismo, donde salen embaucados hasta los más listos. Y la historia siempre termina con la purga, y los purgados muchas veces han terminado asesinados. De todos modos siempre salen vapuleados, difamados, manchados y denigrados, aunque un poco después la verdadera historia se encarga de reivindicarlos.

Sin embargo, las consecuencias, las repercusiones son inconmensurables porque cambian el transcurso de los procesos de la historia, de los procesos revolucionarios, desgarran las vidas de las personas y de los pueblos y las mancillan hasta la muerte. Ya conocemos esta historia, la han practicado como estrategia del poder desde los tiempos de Stalin, aunque ha dominado dentro de las estrategias de la conquista y mantenimiento del poder y privilegios.

Al parecer Stalin la sofisticó. Stalin, maestro de la conspiración, de la manipulación, de la intriga, del cálculo político, de los rumores y campañas propagandísticas destructivas y perniciosas contra los verdaderos revolucionarios; de actos verdaderamente contrarrevolucionarios que menoscabaron la moral y ética política y social socialista, de los pactos sin respeto, de las alianzas del ahorcamiento... era capaz de establecer contubernios y connivencias con quienes, poco tiempo después de haber logrado sus objetivos, traicionaba para establecer contubernios y connivencias con quienes hacía poco había derrotado, para acabar con los primeros.

Y ya conocemos la historia de Stalin, ya sabemos a dónde fueron a parar millones de vidas y dignidades; ya sabemos a dónde fue a parar ese remedo, esa mueca escalofriante de socialismo que fue edificada sobre la base del fanatismo, el culto a la personalidad, las mafias de burócratas, la inmoralidad y la mentira. Esto es, inequívocamente, lo que ha conducido a la incredulidad, lo que convirtió a los grandes ideales humanistas, los más elevados principios de justicia social, libertad, igualdad y revolucionarios del socialismo en un mero pantano de excremento repulsivo.

Pero esta historia no la vamos a analizar desde esos tiempos ni desde otras latitudes que ya parecieran remotos, basta con lo más reciente y más presente. Veamos como ejemplo a Roque Dalton, el poeta, escritor, historiador y pensador más prodigioso del país y del movimiento revolucionario salvadoreño, que de repente se convirtió en agente de la CIA al mismo tiempo que era agente de la Inteligencia cubana, soplón de la Guardia Nacional, luchador revolucionario de izquierda, comunista e intelectual pequeño burgués proletarizado, entre otros cargos ¿En qué y cómo terminó la vida y la historia de Dalton? ¿Cuáles fueron las circunstancias que rodearon la muerte de Dalton?

Allí tenemos a Mayo Sibrián, que asesinó a cientos de compañeros combatientes y población civil en nombre de "los más elevados principios revolucionarios". Para asesinarlos ¿de qué los tildó? ¿Qué mecanismos utilizó? Utilizó los mismos que están utilizados hoy contra los críticos y disidentes de esa mal llamado fmln.

Allí tenemos todavía, inescrutable, incierto el caso de Cayetano Carpio y Mélida Anaya Montes, donde, por la inexactitud de la información, la verdad se ha vuelto inexpugnable, y que deja abierta, según cierta información, hasta la posibilidad de una conspiración interna donde ambos dirigentes no serían más que víctimas de quienes quedaron al mando de la organización.

Si fuera el caso, esta historia sería merecedora del más alto reconocimiento, porque se convertirían en crímenes perfectos por su exactitud stalinista. Pero, en todo caso, ¿cuáles son los denominadores, los detonantes de esta vergonzosa historia? Los mismos que los del caso Dalton y Sibrián.

Pero, ¿qué tiene que ver esto con la realidad actual? Estos hechos constituyen parte de lo que ocurre actualmente con los dirigentes del fmln: el sometimiento.

Veamos, por ejemplo, que ahora resulta que la Sala de lo Constitucional no es más que una entidad peón de la CIA y la oligarquía salvadoreña que está conspirando para destruir al FMLN como partido político porque "es la única fuerza, la única opción que representa al pueblo". Además, su dirigencia y sus diputados son los "únicos revolucionarios de vanguardia llamados a la transformación del país" ¿Se entiende esto?

Quien se oponga a estos designios y critique estas verdades, en qué se convierte? En "desestabilizador", en "traidor", en "agente de la CIA", en "contrarrevolucionario", en "fanático", en "aspirante del poder". Si alguien osa criticarles, está "siguiéndole el juego a la derecha, a Arena". Si alguien se fija en las cosas sin importancia como los viajes de excursión de los diputados, sus lujos, la incompetencia de administrar las entidades del Ejecutivo, la ausencia de cambios, los privilegios de la dirigencia del fmln y sus diputados y funcionarios de segundo nivel ¿Qué es? ¿En qué se convierte? En un "destructor del partido", y ¿a dónde debe ir a parar?

Las mañas han sido bien aprendidas. Primero, se somete a la víctima al descrédito. Después a los rumores de traición. Más tarde a la campaña pública y masiva pero furtiva de propaganda de descrédito. Luego, a la marginación. De allí a sus vínculos con el enemigo. Así se pasa a la purga. Entonces llega el ajusticiamiento social, para pasar al ajusticiamiento político. Por último, a la muerte política. No podrá ser ni concejal ni alcalde ni diputado ni de la directiva municipal ni coordinador municipal ni afiliado ni militante del partido. Estará purgado por sus "vínculos con la CIA"...
________________________________________
DE REVOLUCIONARIOS A PEQUEÑOS BURGUESES EMPRESARIOS
Pepe Navas Cabezas

Hugo López me hace la siguiente pregunta, cuando yo le expreso que la dirigencia efemelnista se ha transformado en burgueses empresarios:
Hugo López: A lo mejor ya creen que Funes es dueño de CEL, o que Sánchez Cerén es el dueño de las maquilas o los centros comerciales. Para ser burgués, tienes que ser propietario, tener capital, vivir de las ganancias que te produce el capital (de la plusvalía). A lo mejor tienen una nueva sociología y definen las clases sociales desde esa perspectiva...

Yo le respondo que sí, que para ser burgués hay que ser propietario, tener capital y vivir de las ganancias que produce el capital dentro de las relaciones de producción capitalista.

Y tomaré al azar y para ponerlo como ejemplo a uno de los dirigentes efemelenistas, el empresario por antonomasia dentro de ese partido, José Luis Merino.

Merino y sus sociedades. Siete de entre las 35 que posee.

1- Mecánica Automotriz Mejia, s.a. de c.v. (Automotriz Mejía)
Socios minoritarios: Dagaberto Sosa Vargas, Raúl Alexander Granillo Laínez, José Raúl Mejía Mendoza, Miguel Angel Morales Quintanilla, Benito Antonio Lara, Francisco Roberto Lorenzana Durán.
2- Consultores Técnicos empresariales, s.a. de c.v. (C.T., s.a. de c.v.) Socio: Sigfredo Israel Merino Cabrera
3- J.M., s.a. de c.v. Socios: Sigfredo Israel Merino Cabrera.
4- Valores del Aire,s.a. de c.v. (Vadelair,s.a. de c.v.)
Socios minoritarios: Sigfredo Israel Merino Cabrera, José Rafael Pío Conesa Ortega, Manuel de Jesús Durán, José Roberto Gerardo Denys Padilla.
5- Vigilantes Electrónicos, s.a. de c.v. socios minoritarios: José Bonifacio Granados Arias, Jorge Alberto Rodríguez Morales
6-Valores del Pacifico,s.a. de c.v. (vadelpa) socios: José Domingo Santacruz Castro, Raúl Alexander Granillo Laínez, Miguel Angel Morales Quintanilla, Dagoberto Sosa, Alfredo Acosta Díaz
7- Servicios de Ingeniería Metropolitanos, s.a. de c.v. (sermeta, s.a. de c.v.) socios: Miguel Angel Morales Quintanilla, Valores del Pacifico (vadelpa), José Luis Melara Solórzano, Dagoberto Sosa Vargas, Raúl Alexander Granillo Laínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada