En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 6 de octubre de 2011

EN BUSCA DE LA VERDAD DETRÁS DE UNA CARTA Y LOS SEUDO ROSTROS II

Qué hay de trasfondo de toda la alharaca de la difamación a ciudadanos salvadoreños

Es obvio que LTH a través de este tipo de notas su intención es CREAR controversia propiciando circos que solo le benefician para tener algo que escribir, notas improductivas que no ahondan a la integración que se requiere, aun que pregone ser la voz de la comunidad por ya hace varios años, sin que pruebe con hechos su eslogan, ya que su afán comercial lo respalda la tergiversación y omisión de la verdad que fácilmente es comprada con unos comerciales más y poder mercadear su semanario.

Recientemente mi amigo Luxy se saco de la chistera la nota sobre la famosa carta, que la tiene pero no la pública, comparte su traducción corta y conveniente del contenido y no en su totalidad. Como lumbrera se cuestiona disyuntivas tomadas de alguna versión de watergate o vitu-gate.
Las pompas y flores no se hicieron esperar en el blog de Oscarito honrando al semanario de prestigioso y no esconder su ansiedad de ver y compartir la nota, la próxima semana en la columna de my friend Luxy o quizá algún otro de la family. Que ya le recomendamos que de un mejor uso al espacio educando a nuestra comunidad, no sembrando cizaña que no ayuda a la integración de la misma

En teoría, cualquier correspondencia que no tenga información privada puede ser solicitada por chinche y talepate a través de la ley conocida como FOIL (Freedom of Information Law), ley federal que promueve la transparencia gubernamental. La pregunta que nos hacemos es si la trifulca hispana o los vituamigos están al tanto de esto y siguieron el protocolo. O simplemente pusieron en práctica las viejas mañas que no han podido olvidar o haber dejado en el maletero cuando inmigraron porque de solo oír las palabras Transparencia y Honestidad, se les eriza la piel o les sale urticaria.

Es obvio que no miran más allá de donde les apunta la nariz cuando la arrogancia y la sed de protagonismo les alimenta el ego, cayendo algunas veces en la insensatez por no escribir la palabra idiotez en que han caído los vituamigos al ser marionetas de Luxy y prestarse a ser utilizados como mascotas de circo por su amaestrador.

Gio y las "mentes" estrategas detrás de él deben entender que si el está interesado en alcanzar algún tipo de aspiración política debe tratar de asociar gente y no causar más divisiones. En el campo de la lógica, Gio debe ser consciente que la gente que lo está exponiendo al bochorno lo hace porque ellos no tienen nada que perder.

Oscarillo, mi estimado vitu-midas. El delirio de persecución y quizá complejo de inferioridad que manifiesta a través de sus acciones y su renuencia a no capitalizar los reveces de la vida que lo motiva a insistir en lo mismo hasta el punto de la obsesión, nos lleva a pensar sin ser psicólogos de la existencia de un trauma serio y patológico que no solo le daña en lo personal, que su egoísmo y ceguera lo motiva a compartir y como el refrán de la manzana, contribuye con la putrefacción de quienes se hace rodear y les inculca de cizaña o ponzoña.

En repetidas ocasiones se le ha recomendado que la mejor terapia es que presente las pruebas y demande a quien sea, eso le hará disponer de una vida sin tensiones o tribulaciones que lo han llevado al extremo de crear historias dignas de Walt Disney y de seguir pelando con fantasmas, cada vez sumando más personas a la lista.

Si el profesionalismo le antecede según el cumulo de títulos, cursos y experiencias que menciona. Pruébelo con hechos, no necesita valerse de la comunidad ni de compadrazgos, engaños o mentiras, para ser una persona de éxito.

Ayer fue la persecución migratoria de su familia, hoy la misma versión con diferente protagonista. Ahora son difamaciones y confabulaciones en contra del consulado, si uno más uno son dos.

Si por decir la verdad murió Cristo, entonces cual es el problema si basta refutar o dar una opinión de altura para dilucidar o debatir diferencias de criterios. O es su menester que por el hecho de ser salvadoreño hay que volverse cómplices de salvadoreños, omitiendo o tergiversando la realidad y/o verdad de las cosas. Tome en cuenta que en su desmesurada soberbia y patología se ha llevado en cuenta a muchos, algunos consientes otros dándole el beneficio de la duda, arriados como mansos corderitos al matadero. Dentro de esta categoría se encuentra el Sr. Cónsul al cual por ahora solo nos resta recordarle la frase celebre de Aniceto “Yo te lo dije Chele”

Mí estimado y bien ponderado Sr. Cónsul:

Parafraseando a Moseñor Romero, como salvadoreño “le pido, le exijo, le ordeno” deje de fomentar el divisionismo y póngase a trabajar por la integración de nuestra comunidad, si no se converge en este objetivo, lo mejor es no estorbar si no se va aportar para construir.

Lo invito a asumir su verdadero rol, el de un empleado público designado por el GOES para que represente y otorgue de forma eficaz y transparente los servicios que por derecho disponemos los ciudadanos salvadoreños en el exterior y por los cuales pagamos en caso de requerirlos.

Cónsules vienen, cónsules van y la comunidad siempre queda, lidiando con su propia realidad concreta. Si realmente existe la voluntad de contribuir a su desarrollo y proyección sociocultural, bienvenido sea, asumiendo el papel de gestor, facilitador y/o intermediario, acorde a sus funciones y obligaciones.

Deje de avalar la imagen de políticos locales anti-inmigrantes, evite que los usuarios de las instalaciones del consulado sean víctimas de prácticas comerciales ilegales y desleales de parte vendedores de seguros que no tienen la intención de dar un buen servicio o educar a nuestra gente en el tema, porque su interés es la comisión.

Respete la ley de los símbolos patrios evitando que salvadoreños sin honorabilidad icen nuestra bandera nacional en actos públicos y oficiales, siendo esta su atribución legal. Implemente lo que tuvo a bien declarar en medios: Transparencia y auditoria social, ello incluye confirmar la veracidad o no del rumor a voces del faltante del duicentro. Dejar de propiciar relaciones de compadrazgo permitiendo que salvadoreños hagan del consulado un tiangue para el mercadeo de bienes y servicios, fiestas y bailongos, usando de parapeto a la comunidad como organizadores o ser los beneficiarios de los recursos del estado salvadoreño. Únase al deseo de los salvadoreños y diga NO A LA CORRUPCION.

Si por escribir lo que no quieren leer soy mal salvadoreño, a buena honra prefiero serlo en vez de ser cómplice y callar.

Creemos en el cambio y anhelamos el cambio, trabajemos por el cambio, si realmente queremos cambiar. Las presentes y nuevas generaciones se lo merecen y de nosotros depende, no de nadie más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada