En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

domingo, 16 de octubre de 2011

A LA DUEÑA SE LE SALIO EL ANGEL Y LOS ABOCHORNO

En una reunión social en la cual departíamos con toda una diversidad de personas se trajo el comentario y admiración por los logros alcanzados por la comunidad haitiana que siendo menos de 14,000 individuos en todo Nueva York, disponen de resultados concretos en beneficio para su comunidad y estén dando pasos firmes vislumbrando un mejor futuro para ella. Mientras la salvadoreña se ufana de ser mayoría dentro de las minorías 400,000 es el numero que se maneja en las estadísticas y simplemente no huele ni hiede, como bien nos lo hizo saber El-Omar.

Independientemente del motivo real que los llevo a conformar estas organizaciones inicialmente o ser parte de alguna organización en décadas pasadas, no es el punto. Lo discutible es porque no han evolucionado y progresado a través del tiempo estas organizaciones que dicen ser salvadoreñas.

Digo dicen ser, por que JUDICAMENTE hablando, no pueden tipificarse como tales. Su incorporación es en otra nación distinta a El Salvador. Ello no significa que se pudieran establecer características por consenso al interior de la misma comunidad que les pudiera dar esta categoría y aceptarlas como tal. Donde a parte de los objetivos que pudieran relacionarse estrictamente para favorecer y/o enaltecer de forma exclusiva a la comunidad salvadoreña, habría que señalar de forma obligada a cumplir condiciones que enaltezcan su buen nombre e imagen, como honorabilidad, dignidad, honor, entereza moral, principios y valores, transparencia a través de la rendición de cuentas, etc.

Elementos que ahonden en la integración para el desarrollo de tópicos en común que puedan dar la pauta para el crecimiento socioeconómico y sentar bases solidas que permitan que los frutos cosechados sean recolectados por las nuevas generaciones si realmente queremos ocupar el espacio que por numero podríamos afirmas nos corresponde, pero que no hemos hecho nada para reclamarlo por dar atención a otros menesteres y dar espacio a la innovación , nuevas ideas o permitir que iniciativas vanguardistas desplacen a las arcaicas y/o empíricas. O simplemente no van acorde a nuestros intereses personales. Entonces para que formar parte de estas organizaciones si solo este es el propósito, vaya usted a saber.

Mi amigo luxy en su reciente nota “Comité clonado en el desfile de la Hispanidad”. Inicia con un peyorativo el cual no veo razón de ser, porque aun que haya similitud de nombres alguna diferencia existe legalmente hablando para que el departamento del estado de nueva york haya aceptado su incorporación y si existen como tal ello es garantía que son dos personas jurídicas totalmente independientes…. Así que no viene al caso referirse a una de ellas de forma despectiva. Esto es harina de otro costal pero si hacer notar la intención de Luxy.

Solo me recuerda travesuras de infancia donde un tercero en medio de dos rivales ponía su mano en medio de ambas caras y les motivaba a lanzar una cheta alentándolos con la famosa frase “Quien escupa primero gana” con la intención que en su momento, quitar la mano y provocar que ambos se embadurnaran la cara con aquel flujo bucal de índole verdoso que emerge desde la garganta. Algunas veces luxy, quien se llevaba la sorpresa era quien ponía la mano cuando los contendores se daban cuenta que eran utilizados para la divierta de los demás.

Las organizaciones sin fines de lucro o fundaciones como se les conoce, tienen su propia personería jurídica y existirán siempre y cuando no se liquiden legalmente, independientemente que sus fundadores existan o ya no existan, participen o ya no participen. El caso es que si alguien formo parte de la su fundación, ello no les otorga un título de propiedad, creerse los dueños o ser la mama de tarzan con derecho hacer o des hacer como mejor les ronque la gana. Ser directivo de una organización o miembros les demanda un comportamiento y entereza que ayude a enaltecer la imagen de la fundación no contribuir con actitudes personales negativas en desacrediten el buen nombre de la entidad a la cual dicen pertenecer solo como medio de alimentar su ego, para proyectarse como altruistas y/o filántropos, activistas comunitarios olvidándose de asumir una conducta honorable. Esta demás que siempre sale algún fanfarrón que el titulo de queda corto y prefiere auto denominarse líder sin saber que involucra este título.

Conocimos de buena fuente que el día del desfile en Manhattan, los señores de Boquín Unidos fueron sujetos de uno de los bochornos, que no le deseamos a nadie que pasen por esta experiencia denigrante y para el colmo los colmos, la experiencia se las propino una salvadoreña.

Habiendo ellos pagado los derechos al comité organizador del desfile mediante Money orden para que les permitieran desfilar dentro de la delegación salvadoreña como invitados del Comité Cívico Salvadoreño Inc. , un miembro de esta organización, ni siquiera parte de su junta directiva, se dio a la tarea de boicotear su participación convocando a miembros del comité organizador y policía, armando un bochinche argumentando que los sacaran e impidieran ser parte del desfile argumentando que no los conocía ni sabia quienes eran . Al final donde los propios directivos involucrados en la invitación de la organización le hicieron saber que Boquín Unidos ya había pagado su derecho. Se hizo la suiza argumento que ella no sabía y que nadie le había dicho, si todo el mundo sabe que es la dueña de la organización. La misma receta les aplico la susodicha señora a otro negocio que fue invitado al desfile por parte de sus directivos. Las Arepas de mama, no importándole que este comerciante fuese uno de sus principales patrocinadores en eventos anteriores organizados por el comité que afirma ser su propietaria. Ella manda y se hace lo que ella dice, no importa denigrar a las personas y/o organizaciones, si no se le reconoce la autoridad como fundadora aun que ya no funja en la junta directiva. Este caso pica y se extiende en torno a la transparencia y manejo de los fondos generados de dos eventos que al parecer como que les quieren poner alas para hacerlos desaparecer. La mara no cambia, por eso estamos como estamos. Primero Yo, después Yo y Solamente Yo, a costa de la comunidad.

Con Boquín Unidos se están metiendo con la mera mengambrella, recuerden que es el lugar donde tiene el ombligo el Sr. Ministro de Relaciones Exteriores. Si no me creen pregúntenle al Sr. Cónsul. Por cierto otra más a la lista para aplicarle la auditoria ciudadana para el fomento de la transparencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada