En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 4 de octubre de 2011

PUNTOS DE VISTA DE LA DIASPORA- DIOS LOS CRIA Y EL BACHI LOS JUNTA


LA RUEDA DE CABALLITOS ESTA EN SU PUNTO.


Hola Diáspora:
Acá les queda una lectura obligada para los que seguimos el acontecer del Pulgarcito y esperábamos cambio. Como siempre ElFaro con sus notas provocativas y fuera de lo ordinario. Esta larga, así que solo les queda la introducción y un par de párrafos para que lean el resto en ElFaro.net.
Saludos,
Jorge M
________________________________________
Dime con quién andas....
Arturo
________________________________________
Hola Arturo:
Tal como lo dices...
Es curioso que hemos ido -como dicen en Ingles- "full circle", luego de la maratónica jornada para sacar a ARENA del poder, ahora regresa Saca triunfante con sus asesores a Casa Presidencial. Los que esperaban ver cambio y castigo a la corrupción quedaron (mos?) con los colochos hechos. Esa cosa en El Salvador da asco. Un círculo vicioso de corrupción que no da visos de tener fin sin importar quien este en el poder. Como dicen por ahí, la corrupción es una verdadera institución en El Salvador.
Saludos,
Jorge M.


Los nuevos amigos del presidente - ElFaro.net

Los nuevos amigos del presidente


Hablar de los nuevos amigos del presidente es hablar de gente que ha perdido poder. Y, por supuesto, de las personas que han logrado incorporarse al círculo de máxima influencia del gobernante. Pasados dos años del gobierno de Funes, la familia Cáceres ha sido relegada a un segundo plano y su lugar lo han ocupado el empresario Miguel Menéndez y uno de los más oscuros operadores políticos del expresidente Saca.

Sergio Arauz
elfaro.net / Publicado el 4 de octubre de 2011

Es la noche del 30 de julio y en la mesa principal de una fiesta privada que se celebra en San Salvador destaca el jefe de la familia que festeja. Nicolás Salume I, empresario jerarca de los Salume, primer designado presidencial, importante patrocinador de la campaña del ahora presidente, y figura que el partido Gana ya proclama como uno de sus notables, celebra la boda de Nicolás Salume III, su nieto. La mesa, para 12 personas, es una de varias docenas en este salón acondicionado para recibir hasta a 400 invitados, pero brilla más que las otras: aparte del jerarca Salume, están sentados a ella el empresario Herbert Saca -uno de los operadores más oscuros y controversiales del gobierno de Antonio Saca-, y el presidente de la República, Mauricio Funes. Que el gobernante comparta mesa con dos empresarios en una fiesta privada quizás no tenga por qué llamar la atención, a menos que esos empresarios sean representativos de lo que al cabo de dos años de administración ha ocurrido: que las personas que integran el círculo de mayor acceso al presidente ha cambiado.

Aquella reunión ocurría dos meses después de que Funes prescindiera casi por completo de sus colaboradores más importantes para tomar una decisión que hizo estremecerse a El Salvador durante meses: avalar el decreto 743 para maniatar a la Sala de lo Constitucional. La forma en que tomó esa decisión es, quizás, el mejor reflejo de cómo Funes relegó a segundo plano a los socios claves con que empezó su gobierno y en su lugar dio protagonismo a nombres del partido Gana, y a un tercer empresario que dejó de ser solo un funcionario de segundo nivel para convertirse en el más asiduo del nuevo círculo de máxima influencia. Miguel Menéndez, Mecafé, fue corredor de autos y su negocio más conocido ahora probablemente sea el de la seguridad privada. Fue un patrocinador de la candidatura presidencial de Funes y entró al equipo de gobierno como presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada