En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 19 de octubre de 2011

OTRA VEX, LO ESTAN VELANDO SR

Como bien lo diría mi amigo Luxy.

No concibo ver como un salvadoreño con sentimiento humano, le corra sangre cuscatleca por las venas, que realmente se solidarice y sienta por lo que están atravesando los damnificados de este temporal, tenga el suficiente estomago para comer bien tranquilamente un pedazo de ñango (carne), sin ponerse a pensar que mientras él se da la gran vida, estas personas quizá no habrán comido ese día.

No concibo como hay buenos salvadoreños que les corre chilate por las venas piensen que es necesario darle a cambio a un salvadoreño un pedazo de ñango por su solidaridad para con sus hermanos.

No concibo como se le ocurre semejante idea.

No concibo como organizaciones que han explotado a la comunidad con sus bailongos se pongan detrás de la fila, se presten a cooperar dando una mano, pero no así las ocupan para romper el cochinito como lo menciona mi amigo Luxy, poniéndose al frente de las donaciones.

No concibo como la CAMARAS DE COMERCIO SALVADOREÑAS no les ha pasado la balanza a sus agremiados, que al caso son indiferentes a las penurias y calamidades de nuestros hermanos, donde esta ese nacionalismo por la selecta que tanto pregonan, o realmente solo son buenos para salir en la foto.
Nos debe de resultar indignante, que se piense que la comunidad salvadoreña, se hará la de los oídos sordos ante el clamor de nuestros hermanos. Y que necesitamos de un bailongo o bergacoa para decir presente.

El ingenio es admirable de estos buenos salvadoreños para ver como sacan chirilicas a costa del dolor ajeno.

Por qué no pedir al que vende seguros todos los días, que por lo menos en una semana les pase el guacalito a los salvadoreños que se hagan presente en las instalaciones.

Porque no pedir la ayuda directamente a los empresarios y comerciantes salvadoreños.

Porque no pedir a estas organizaciones que aporten voluntarios para visitar las casas de los salvadoreños y soliciten la ayuda, emitiéndoles el respectivo recibo.

Porque no pedir a estas organizaciones que sean colectores víveres, ropa y medicinas, no todo el mundo tienen dinero para donar y que es más fácil que se lo fumiguen. Además a caballo regalado no se le busca el lado.

Porque no interceder de forma oficial para solicitar ayuda a empresas y negocios que no son salvadoreños, igual como se hace para financiar la publicidad de los bailongos. Etc.

Con nuestras disculpas por los damnificados y necesitados. Pero como pensar que no hay negocio detrás de estas buenas intenciones o que se quieren utilizar para sacar pecho, ya muchos indilgues lo están haciendo.

Señores a menos que todos los insumos y accesorios requeridos los done alguien y cubriendo la mano de obra con voluntarios. Sería una excelente idea y muy significativa para beneficio de los damnificados.

Pero si, …..

1) Van a salir con que las organizaciones que están al frente son las que están donando los insumos, esto es simplemente un artificio para tapar los hoyos de los eventos anteriores por si las moscas se dignan hacer una rendición de cuentas sobre los bailongos o lo utilizan para ofrecer en compensación con el fin de no devolver los depósitos recibidos por el bailongo suspendido. Es admirable la ingeniosidad.

2) Si estas organizaciones van a financiar los insumos y accesorios, llegamos a lo mismo solo ellos sabrán su chanchullo y al final los damnificados se quedaran silbando en la loma esperando.

3) Asumiendo que el capital de inversión alguien lo pone y que será reintegrado de la venta.
Que se necesita para una Bergacoa. (Carne, carbón, platos desechables, cubiertos, servilletas, algo para acompañar la carne, arroz, ensalada o chirmol) sillas, mesas y manteles porque no comerán parados, bolsas de basura, etc. Todos estos son costos y gastos que serian recuperables a través del precio.

Cuanto le quedaría a los damnificados, asumiendo que no se inventan otros gastos. El cristiano no se comerá el ñango solo, tiene que tomar algo para que le baje…o sea alguna organización tendrá la venta a cargo para su beneficio de agua y gaseosas. O sea ya salió el negocio a costa del dolor ajeno y utilizando los bienes del estado para su beneficio.

Y al final tanto trabajo para salir diciendo que salieron tablas o con perdidas. Porque no hacer algo tan simple como solicitar que se done al menos un $ 1.00 a cada salvadoreño, de hecho ya anda por la calle esta iniciativa, porque no la apoyan, que al caso no vale la pena unirse en estos casos.

Con las disculpas del caso por pensar de esta forma pero como bien dice el viejo adagio “Cría Pulgas y échate a dormir “Aun que piensen que soy mal salvadoreño, mejor cuéntenme una de vaqueros y busquen una mejor forma de ayudar sin buscar beneficiarse. No lo crees Luxy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada