En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 10 de julio de 2012

Dios ha muerto


Dios ha muerto
Marvin Aguilar

La filosofía por medio de Federico Nietzsche lo había matado en aquel momento de la historia universal llamado siglo de la ilustración alemana en su obra así habló Zaratustra. Faltaba la física. Está sin desearlo, madura en cuestiones a no cruzar la línea de la teología lo hizo la semana pasada. El bosón y partícula de Higgs existe, con ello podemos explicarnos cómo surgió la materia, la formación del todo y sin la cual no existiera el ser sino la nada. Dios finalmente puede compartir responsabilidades.

En clases de religión me decían: las formas del creador son insospechadas cuando desea manifestarse. Y si hacemos uso de esta máxima podemos decir que él ha decidido cambiar de voceros. Este ha utilizado a la ciencia como ya lo hizo con Hipatia antes que los cristianos primitivos la lapidaran o cuando usó a Galileo Galilei para decirnos que la tierra giraba alrededor del Sol y no al revés como finalmente reconoció Juan Pablo II.

En definitiva se ha cansado de los viejos dogmaticos discursos, de los zapatos viejos de charol deslucido. ¿Significa esto el fin del mito? Los antiguos griegos ya nos lo advirtieron: el hombre tendrá por fin que trascender del mito a la razón.

Huelga decir que mientras existan los miedos humanos: temor a la muerte, pobreza, crítica, vejez, enfermedad y no poseer amor, la necesidad de las creencias se mantendrá vigente y cumplirá su meta terrenal de calmar la ansiedad, fomentar, difundir la cooperación y solidaridad.

Pero el avance del CERN comenzado en 1964 y anunciado la semana pasada desata una nueva era de trabajo para los físicos en la búsqueda de las características y propiedades de la materia. Derrumba la clásica prédica religiosa del discurso único que ha predominado en el debate sobre el origen de lo que existe y ese es el aporte que debemos celebrar.

El campo de Higgs y su partícula nos ayuda a comprender el universo, porque en la vida diaria hace falta un mecanismo que produzca masa, con este descubrimiento nos podemos asomar a ese engranaje, así tenemos mejor sentido físico de nuestra vida, la razón material de nuestra existencia. De igual queda confirmado el sistema estándar de la física, veremos si está agotado.

Pero antes de la partícula ¿Qué existía? ¿Quién o qué creó el bosón de Higgs? Entidades de alta energía. Al interactuar estas con y dentro de un campo de fuerza o Higgs reciben una propiedad llamada masa. El vacio no pudo haber existido entonces y, Dios es un concepto creado para entendernos a nosotros mismos, en el cual podemos coincidir que son atributos como: fe, bondad, amor al prójimo, ayudar al pobre, dar todo a cambio de nada. Somos dioses, damos y quitamos vida. Entendiendo a la naturaleza como el principal libro donde podemos encontrar las respuestas. Lo demás es una distorsión humana muchas veces perversa.

¿La masa? Ya lo dijo alguien por allí: Es todo lo que tocas, todo lo que ves, todo lo que puedes paladear, todo lo que sientes, todo lo que amas, todo lo que odias, todo lo que te repugna y todo lo que te guardas, es todo lo que ofreces, todo lo que cambias, todo lo que compras, pides, prestas o robas, es todo lo que creas y todo lo que destruyes. Es todo lo que haces, dices y te comes. Es todo aquel al que te encuentras, al que ninguneas, con el que te peleas. Es todo lo que hay ahora. Es todo lo que fue y todo lo que está por venir. De allí la importancia de esta noticia.    

En realidad ha muerto la moral de esclavo.
Poco a poco se introducen con este avance conceptos que en un análisis serio ningún teólogo podría obviar. Dios entonces no es como lo han venido predicando hasta hoy, y solo bastaría echarle la vista a la hemeroteca histórica: hasta Darwin la manera de explicar la creación fue el mito. Con Marx la sociedad y sus problemas dejaron de basarse en la poesía o cuentos y, fue Freund quien demostró que la psique o alma debían abandonar la esfera de la música o narraciones.  

Tenemos que entender que tal como lo sostenían los positivistas se puede explicar al ser humano y la física demostró que mediante el LHC, un aparato creado por científicos hemos comenzado a tomar el control de nuestra existencia desechando totalmente alguna venida de un Dios para salvarnos.

Solo nosotros estamos obligados a explicarnos nuestro origen, porque sólo nos debemos ser responsables ante el futuro. Por eso Prometeo robó el fuego a los dioses; temiendo algo se nos prohibió comer del árbol de la ciencia, del conocimiento del bien y del mal; de igual una vez el dios Huracán nubló la vista de los hombres de maíz para que solo pudieran ver lo que estaba cerca. Los científicos del CERN, los que igual crearon internet han vuelto a “violar” las leyes divinas que los hombres nos han dicho existen.   

No culpen mi solitaria celebración y mi terca referencia a Nietzsche, en caso de no haberse dado este acontecimiento la física debió haberse replanteado en su totalidad, y se estaría desde los altares diciendo que Dios es tal cual como ellos decían y que sólo ellos poseen el monopolio de la interpretación, la fiesta la tendrían mis vecinos.

Finalmente la existencia de la partícula de Higgs no debe implicar la no existencia de Dios para quienes tienen fe, quizá debido a eso la iglesia no ha dicho nada. La moraleja aquí es: hay quien tiene ajo y, hay quien tiene cebolla, pero hay quien tiene ajo y cebolla. Es cuestión de suerte.              

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada